FANDOM


Suerte de Nirvana Moral en el que afirman vivir algunos foristas, generalmente del sector perrofláutico. A pesar de ser un no-lugar, y carecer de representación en los foros internacionales, los titulares de pasaporte equidistaní gozan de derechos y privilegios negados al resto de los foristas y, por ende, los seres humanos.


HISTORIA Editar

La naturaleza radicalmente abstracta de Equidistán queda de manifiesto en el mismo origen del término, procedente de las Matemáticas y más concretamente de la geometría euclidiana. En su origen, pues, Equidistán era un punto imaginario en un plano o sólido que se hallaba a igual distancia de dos puntos dados.

Posteriormente, encontramos el arcaísmo Equidistancia, usado en sentido estrictamente político por el eximio intelectual Xabier Arzalluz. Se considera a este político y catedrático de Derecho como el fundador de este no-país (algunos afirman que ante la imposibilidad de erigirse en dirigente de un país de verdad se volcó en la elaboración de este constructo mental). En sus escritos encontramos, si bien desordenados, los derechos y privilegios que asisten al equidistaní.

Tras la jubilación del fundador, Equidistán adquirió creciente importancia, gracias a la actividad foreril, llegando a convertirse en un verdadero Estado (mental, por supuesto), con miles de ciudadanos que, si bien viven en una permanente diáspora, desarrollan diariamente una intensa actividad de promoción del no-país y sus virtuales bellezas.

SISTEMA POLÍTICO Editar

Equidistán carece de gobierno organizado. Bien pudiera decirse que cada equidistaní ejerce como dirigente, enviado diplomático y defensor de su país ahí donde se hallare. Se trata, pues, de una gestión descentralizada y próxima al ideal de Bakunin, aunque con una notable comunión de planteamientos entre todos sus ciudadanos.


DERECHOS DEL EQUIDISTANÍ Editar

No es extraño leer, casi oír, en un foro el grito “¡SOY CIUDADANO DE EQUIDISTÁN!”. En efecto, los equidistanís son personajes extremadamente celosos de sus derechos, que defienden con fiereza leonina. La Carta de Derechos del Ciudadano Equidistaní es, a imitación de la Constitución británica, no escrita y consagra, entre otros, los siguientes derechos:

  • Derecho a no mojarse. El más sagrado de todos ellos. Un equidistaní podrá exigir a sus contertulios que expresen una opinión clara y distinta sobre cualquier tema. Ello no obliga al equidistaní a hacer lo propio. El derecho a no mojarse no implica obligación alguna. El equidistaní puede, en efecto, expresar su opinión clara y distinta sobre el tema que le parezca y afear a los demás que no hagan lo propio.
  • Derecho al ytumás. El equidistaní siempre guarda en su canana la frase “pues anda que los... (americanos, jueces españoles, capitalistas, dirigentes de países no perrofláuticos)” como respuesta a cualquier argumento que ellos consideren ataque a sus sagrados –y generalmente secretos- principios morales.
  • Derecho a la justificación a priori. Así como el racista empieza su discurso con un “No soy racista, pero...” (actitud por la que es agriamente criticado), el equidistaní echa mano de este argumento justificativo –siempre, claro está, en otros sentidos- antes de lanzar una andanada en toda regla contra cualquier otra persona, gobierno o concepto que no forme parte del hilo del debate. Así, si el comentario se inicia con la noticia de la detención de 184 opositores en La Habana, el equidistaní acudirá presto a decir: “Castro es un hijo de puta, pero...”. En ocasiones, y como defensa, el equidistaní utiliza la justificación a posteriori. La forma clásica (aunque está sujeta a modificaciones formales) es como sigue:

“¿Qué queréis? ¿Que diga que los de la ETA son unos hijos de puta? Pues vale, ya lo he dicho”

  • Derecho al patatas traigo. Un equidistaní nunca deja de participar en un hilo: lo reconduce hacia sus temas favoritos.
  • Derecho al adhominem. Como se afirma más arriba, Equidistán es un nirvana moral. El equidistaní (y sólo el equidistaní), pues, tiene patente para vulnerar las reglas de la escolástica, dado que está más allá de lo que los ciudadanos de otros países consideran juicios éticos o formales.

Esta lista no es exhaustiva, dado que el equidistaní es un ser muy dado a imaginar nuevos derechos que le permitan mantener la estructura de su discurso sin necesidad de someterse a las burguesas normas del debate.

EQUIDISTÁN EN INTERNET Editar

En la Wiki de Escolar.net es posible encontrar una entrada, tan apócrifa como acientífica acerca de este no-país, ya que confunde la situación geográfica de la capital de España con el estado mental que representa la nacionalidad equidistaní. Una búsqueda en Google devuelve mayormente resultados pertenecientes al ámbito matemático.


ESTUDIOS SOBRE EQUIDISTAN: EL PROBLEMA DE SU EXISTENCIA Editar

Estas razones llevan a pensar que la existencia de Equidistán sólo es demostrable por la vía tomista, a través de la frenética actividad de sus naturales. El prestigioso psicólogo clínico Rafalillo, basándose en los trabajos de Ernst Jünger ideó un método para identificar al equidistaní mediante un sofisticado análisis estadístico del discurso, combinado con un análisis del estímulo-respuesta. El método es harto complejo para ser comentado en profundidad, peros se basa en un estudio de la repetición de diversas palabras y/o frases a lo largo de una actividad foril razonablemente prolongada. Algunas de estas palabras son:

  • "Yo no comulgo con unos ni con otros" (Hallado en Bisbi)
  • "Los de ETA son unos cutres" (Hallado en Bo)
  • "Bush", "Imperialismo", "Capitalistas", "Lucha armada" (hallado en diversos foreros)

De otro lado, se somete al presunto equidistaní a un programa de estímulo-respuesta:

  • Ante la mención de ETA, el equidistaní mencionará, tarde o temprano el Gal, las torturas o las cárceles.
  • Ante la mención a Irán, el equidistaní mencionará, más temprano que tarde, el estado sionista de Israel, el imperialismo sionista o, simplemente, el sionismo.
  • Si se menciona a Venezuela o Cuba, la mención a George Bush aparecerá a no tardar.

En cualquier caso, este método ha sido muy discutido y tachado (no sin cierta razón) de parafascista, por lo que actualmente su uso es vivamente desaconsejado, coincidiendo los principales estudiosos en que, exista o no exista, los equidistaníes tienen derecho a existir.

ANTOLOGÍA DEL EQUIDISTANISMO Editar

¿Hemos dicho que Equidistán es un nirvana moral? ¿Sí? Bueno: lo repetiremos. El equidistaní se considera estupenda persona, muy lejos tanto del odio y el rencor que dominan a unos (a su derecha) como de la pulsión violenta que aqueja -muy a su pesar- a los otros (a su izquierda). Un equidistaní de corazón debe aceptar que corresponde a la puta pagar la cama y al cornudo ser apaleado. Salvo si la puta o el cornudo son vascoaberchales, guerrilleros de las FARC o militantes de Hamas o Al-Qaeda, en cuyo caso gozan del privilegio de la venganza incluso preventiva.

La opinión de Bisbi, conspicua equidistaní acerca de la liberación de De Juana Chaos, es un ejemplo claramente representativo. Obsérvese que. en este caso concreto, el equidistanismo se afirma negando la maldad del malo y endosándosela a la víctima (o bien a quienes, no siendo víctimas, se sienten cercanos a éstas). Así pues, y tomando como ejemplo el caso De Juana Chaos, habría dos categorías de personas.

  • Los buenos, que sólo pretenden solucionar el "conflicto"
  • Los malos, que sólo pretenden echar gasolina al fuego

(El equidistaní no contempla la existencia del asesino, o ejecutor, salvo que éste sea txakurra torturador, militar israelí, norteamericano, británico o español. En la mayoría de los otros casos, el asesino no es, propiamente, "persona", sino "agente de la necesidad histórica" y, por lo tanto, no cabe más que compadecerle por el penoso deber que se ha visto obligado a cumplir)

EQUIDISTANISMO Y VÍCTIMAS Editar

La victimología equidistaní establece dos categorías claras, a saber.

  • Las víctimas de los agentes de la necesidad histórica (ver capítulo anterior). Ejemplo al respecto, la política colombiana Ingrid Betancourt. Estas víctimas merecen, para la buena persona que es un equidistaní, compasión no exenta de cierta crítica. En caso de que su liberación (caso de secuestrados) sea en circunstancias dudosas -a saber: que se suplante la personalidad de periodistas, cooperantes de ONG o cosa parecida-, la crítica está plenamente justificada. No digamos ya si la citada liberación se ha producido con violencia, en cuyo caso procederá poner el acento sobre las víctimas de la acción, pasando muy de puntillas sobre los efectos de la misma.
  • Las víctimas de las fuerzas imperialfascistacapitalistas y sus cómplices. En tales casos, el equidistaní pondrá el acento sobre la víctima y la maldad del agresor. Entonces, y sólo entonces, la víctima tendrá esposa, hijos y padres que le llorarán desconsoladamente (en el caso anterior, los familiares de las víctimas son carne de AVT, o sea proyectos de fascista).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar