FANDOM


Diario de Guerra, por neckbearded sockshitter.

Intro:

Diego G. escribió: Pero hace un cuarto de hora, hoyga. Ni siquiera está en la portada de los medios digitales.

No tengo champán, pero un par de birras bien fresquitas si que van a caer a la salud de los cuarenta tacos de talego que les esperan a estas hienas.

Huy, perdón, he dicho hienas. Quería decir personas humanas, que sé que hay gente muy sensible.


Diario de guerra, 19 de mayo de 2008:

Hoy las hienas han probado de su medicina. Putas hienas. Ahora verán lo que es estar secuestrado y que los españoles si nos ponemos, podemos hacer todas las salvajadas que hacen ellos pero más bestia y más mejor además. Con dos cojones. He abierto un par de birras fresquitas que tenía en mi nevera, con lo cual ahora solo me queda algo de mostaza, una grapadora y mis gayumbos que pongo a refrescar cada noche. Pero un hombre debe hacer lo que debe hacer. Y Diego debe celebrar que las hienas paguen. Porque pagarán. Engullo mis cervezas con una mueca de satisfacción en los labios y la risa fluye.

Salgo al balcón y contemplo la ciudad, una ciudad de neón y humo, desconocedora de que en sus entrañas alberga a un justiciero que saborea una Fraukentüfs comprada en el Carrefour a 23 céntimos la lata, mientras me acomodo en los recuerdos melancólicos que sólo un corazón solitario justiciero sacado de uan película de cine negro como yo puede tener. Al ambiente contribuye la música del CD de jazz que me grabé siguiendo las recomendaciones de los foreros de escolar.net, en este momento suena Mr. Fulano Biggy y su tema "Azotandote gatita (reggaeton mix)". Es un jazz nuevo, me dijeron, un jazz experimental, para vanguardistas como yo. Les creo. Sonrío.

Planeo los próximos acontecimientos de mi guerra. Una guerra contra las hienas, una guerra en la que no cabe ninguna concesión. Rápidamente me enfundo en mi gabardina y acabo de beberme la cerveza bajando por las escaleras. Me cruzo con mi vecino el pensionista Ramón, que sube en chándal de pasear a su perro y le saludo con un gesto de aprobación, mientras le oigo mascullar algo de "msfmsmf el pervertido del quinto pmfsms...". Je. "Pervertido". Me gusta comprobar como el vulgo intenta vanamente calificar con vacuas palabras aquello que no puede comprender. Aquello que escapa de su mente, aquellas personas que están en la línea de frente del intelecto, pioneros de la libertad personal como yo. Pobres borregos. Señor Ramón, las bragas de su mujer no las agarré para hacer nada raro, simplemente las suelo coger de su tendedero porque son más cómodas que los calzoncillos y permiten rapidez de movimientos si en algún momento me veo envuelto en un tiroteo urbano con hienas. Pervertido es usted, duchándose todas las mañanas, cuando es de sobra conocido que con esa malsana práctica elimina la natural flora de sus cavidades corporales, algo que debería hacerse como mucho cada dos meses. Despertándome con el ruido del agua cayendo a las intempestivas 11 de la mañana, cuando sabe que un adulto como yo debe dormir.

Pero le olvido. Salgo a la calle y me dirijo al locutorio de la esquina. Cruzo el umbral y saludo con mi gesto característico a Mustafá, el propietario del locutorio.

- Buenas noches señior.

- ¿Apoyas a Al-Qaeda o la ablación del clítoris? - le increpo, mi penetrante mirada centrada en sus cetrinos ojos, el interrogatorio contenido en el reflejo de mis pupilas.

- Señior nios conociemos desde hace 4 añios, todas las nochies le contesto que nio apoyio nada de eso y le vuelvo a pedir si puede no riobar la ropa interior de mi mujer de nuestro tendedero, se lo agradeceria miucho señior.

Observo sus respuestas corporales, sus gestos. Su olor. Mi experta capacidad de interpretación de sus intenciones, aprendida gracias a tutoriales del youtube me permite concluir que Mustafá no miente. Es raro, pero es un moro que no es un salvaje ablador de clítoris terrorista, y por eso me gusta. Discrepo en su creencia de que no puedo coger la ropa interior de su mujer, no obstante. Esa ropa está colgando en un tendedero de MI PAIS y por tanto él no tiene nada que decir a ello, por otra parte, ponérmela entra dentro de mi libertad personal liberal y cualquier restricción a esta práctica sería una tiranía digna de una dictadura comunista-nacionalista.

Compro un paquete de Doritos Tex-Mex para picar y me siento en una de las cabinas. Abro los Doritos y empiezo a comer. La pantalla está negra. ¿Es esto otro obstáculo en mi camino hacia vuestra destrucción, hienas? Una persona normal no sabría lo que hacer ante esto, pero yo no soy una persona normal, amigos. Poseo avanzados conocimientos informáticos que me permiten saber qué hacer en estos casos. Agito el ratón con una precisión milimétrica y ahí está, iluminándose desde la oscuridad, la pantalla de inicio de sesión de windows. Diego 1, Hienas 0.

Me preparo para saltar al ciberespacio, y conteniendo la respiración, clico en el icono que hay en el escritorio. ¡BAM! Ya estoy en conexión con la inter-red. Mi mente viaja a toda velocidad por la autopista de la información. Un novato podría perderse ante este alud de sensaciones, pero yo soy un viejo lobo de mar en estos lares. Sé cómo llegar a mis contactos. Sé con quién he de hablar. Doble clic en el icono de MSN messenger. Sonrío, autosuficiente.

MSN Messenger es la aplicación que utilizar si quieres saber algo, si sabes con quién hablar. De interfaz dificultosa, solamente aquellos que nos hacemos a la idea de su avanzado manejo podemos sacarle todo su rendimiento. Ya estoy dentro. Echo un rápido vistazo a mis contactos, altamente confidenciales. Ahí están viejos conocidos como "(l) (h) Smile Smile Smile *** ALEX RI (toy en el counter, perdida y vengo *** (l) (h) Smile Smile Smile www.sexoanuncios.com/buscochica/alexri" o "(l) (l) (l) (a) NiKitO PoW4H!!! (no toy, toy buscando imajenes cachondas, perdida si rompen españa i bengo i te pongo unas imajenes) (l) (l) (l) (a) ".

Pero no es a ninguno de ellos a quienes busco. Son contactos útiles, sí, en la situación concreta. Si necesitas alguna imagen incisiva, Nikito puede servirte. Si hace falta competir en algún video juego, ahí está Alex RI. Pero yo necesito algo diferente... necesito... a El Profesor.

Doble clic en un apodo que reza: "Los hombres gritan para no oírse, para no oírse cada uno a sí mismo, para no oírse los unos a los otros. Miguel de Unamuno (toy corrijiewndo examenes perdida i bengo)". Nuestras mentes se conectan mediante el interfaz de circuitos, plástico y magia que suponen los ordenadores.

- Hola Clavi.

- Hola Dieguito. ¿Tienes la cam lista? Hmmm... espero que te hayas puesto los shorts que te pedí... Ponme la cam anda, guapo Wink

Los hombres gritan para no oírse, para no oírse cada uno a sí mismo, para no oírse los unos a los otros. Miguel de Unamuno (toy corrijiewndo examenes perdida i bengo) desea enviarte el archivo tu_profe_favorito_sonriendo.jpg. ¿ Aceptar o rechazar ?

- ¿Qué dices Clavi?

- ¿Eh? Oh... uhmm, perdona Diego, te había confundido con un alumno mío... tenía que... hmm... corregirle algunos ejercicios. Una especie de tutoría virtual, si así te place. Como dijo Oscar Wilde, no hay tutoría más enriquecedora que la que se produce en la cálidad intimidad con el profesor que uno admira.

- Ah, muy bien Clavi. Escucha, esto es importante. Ha caído la cúpula etarra. Ahora es el momento de atacar. ¡ATACAR! Hay que golpear a esas hienas, y que corran ríos de sangre.

Los hombres gritan para no oírse, para no oírse cada uno a sí mismo, para no oírse los unos a los otros. Miguel de Unamuno (toy corrijiewndo examenes perdida i bengo) desea enviarte el archivo tu_profe_favorito_sonriendo_en_shorts.jpg. ¿ Aceptar o rechazar ?

- Comprendo Diego. Sabes que apruebo tu guerra particular contra el separatismo, nazi y malvado de por naturaleza. No solo la apruebo, la comparto, la incentivo, la elogio, la admiro. Como diría Quevedo: "No cabe sino el machacar cabezas de separatistas cuando la unidad de ESPAÑA está en juego, y en esa contienda, liberales y socialdemócratas deben unir sus fuerzas".

- Por eso te hablo Clavi. Sé que tú tienes acceso a una cantidad ingente de información, pudiendo acceder a la biblioteca de tu colegio. Necesito que me busques información, Clavi. Necesito que me busques información. Eres el único en quien puedo confiar.

Los hombres gritan para no oírse, para no oírse cada uno a sí mismo, para no oírse los unos a los otros. Miguel de Unamuno (toy corrijiewndo examenes perdida i bengo) desea enviarte el archivo tu_profe_favorito_sonriendo_en_la_ducha(2).jpg. ¿ Aceptar o rechazar ?

- ¿Qué es lo que necesitas, Diego?

- Clavi, me hacen falta el nombre y direcciones de las hienas. Todas las que quedan operativas. ¿Crees que podrás dar con esos datos?

- Hmm... es posible. Aunque la biblioteca se halla limitada a ejemplares de El Barco de Vapor y de Elige tu propia aventura, la verdad es que hay una cantidad incontable de libros, casi 30. Creo que en algún lugar de esa vasta colección de tomos se puede hallar la información que buscas. Ahora bien, tardaría toda una vida en leerme 30 libros, además esos libros están escritos por las dos caras y no tienen casi dibujos.

- ¿Qué propones pues?

- Tengo una idea. Encargaré como trabajo a mis alumnos, que me adoran, el que busquen el nombre de los etarras y sus direcciones en esos libros. Como dijo Azorín: "El mejor trabajo es el realizado en un equipo de laboriosos muchachos, sudorosos, esforzándose bajo mi atenta supervisión". Después de todo, así me compensan después de la broma esa que me gastaron quemándome el Renault 5.

- Eres un genio Clavi. Entiendo que te consideres como tal y lo lleves inscrito en la camiseta que mandaste imprimir en la fotocopiadora del colegio.

Los hombres gritan para no oírse, para no oírse cada uno a sí mismo, para no oírse los unos a los otros. Miguel de Unamuno (toy corrijiewndo examenes perdida i bengo) desea enviarte el archivo tu_profe_favorito_sonriendo_tocandose(Cool.jpg. ¿ Aceptar o rechazar ?

Tengo a mi gente trabajando en recabar esa información. Tengo mis armas cargadas. Tengo mi rabia en las sienes, bombeando. Me remuevo en la silla, ansioso de ejecutar mi venganza personal y a la vez cómodo por llevar la ropa interior de la mujer de Mustafá. Ya queda poco para acabar con las hienas. Poco. Mustafá me mira, probablemente sorprendido por la forma en que estoy hiperventilando y destrozando con mis manos los Doritos, que caían como hienas masacradas, migas escurriéndose entre mis dedos amarillentos.

Le miro y disimulo como solo un experto como yo sabe hacer. Fuerzo al máximo una sonrisa que se convierte en una mueca desencajada mientras levanto el pulgar con mi mano izquierda en símbolo de "OK", la mejor forma de aparentar normalidad y tranquilidad. Al mismo tiempo estiro del elástico de la ropa interior que llevo puesta, mostrándosela, y lo dejo ir produciendo un sonoro chasquido en mis posaderas. Con estos moros nunca se sabe, quizás mañana se vuelva confidente de Al-Qaeda-ETA-Batasuna-ERC-Fidel Castro.

Salgo del locutorio y me dirijo hacia mi casa. Es una vida dura. Es una vida en guerra. Es una vida de lucha contra las hienas, de un hombre solitario, en un mundo donde la libertad personal se ve aplastada por tiránicos programas de ayuda social y derechos laborales que restringen mi libertad de explotar a trabajadores libremente. Enciendo un Lucky y pienso que todo merece la pena. Un hombre debe hacer lo que un hombre debe hacer. Insert non-formatted text here

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar